Cax77 – Xátiva

Iba a ser la primera vez que iba a Xátiva al Cax77, y la verdad es que no sabía qué podía esperarme, pero sí sabía que sólo me habían contado cosas buenas, por lo que las dos horas de camino fuero rápidos por la anxiedad de llegar.

Desafortunadamente incluso al salir de casa estaba lluviendo, y la redicción del resto del fin de semana no iba a ser mucho mejor.  Al llegar y encontrar el campo nos dimos cuenta que el resto de pilotos también habían hecho el esfuerzo de llegar pronto, con la consecuencia de tener que quedar todos bajo el techado, así protegidos de la lluvia.

Al medio día todos nos retiremos al restaurante que hay al lado del campo para comer, y finalmente quedar allí prácticamente toda la tarde, al no tener apenas otra cosas que hacer.

El día siguiente afortunadamente amaneció algo más despejado y al llegar al campo aunque chispeaba un poco no era nada comparado a lo del día anterior, el Cax77 se llevaría a cabo.

Los aviones que iban llegando eran de dimensiones y calidades impresionantes, desde una piper de 5 metros, varios Ultimate y Pitts de 150cc y turbinas de todas las clases, hubo hasta pulsoreactores.

Formando una cola paralela a la pista se dió comienzo al evento donde muchos de los vuelos eran de la misma calidad que los aviones, pilotos destacados en competición como era Luis Ramirez y Jose Vicente Ferrando, el maestro del 3D Juán Sánchez, y expertos turbineros como los hermanos rivera y Elio Almazán.

Desafortunadamente a la hora de comer volvió a empeorar el tiempo rápidamente, lo que llevó a la recogida de los modelos y la vuelta a casa.  

El fin de semana no había sido el esperado, habiendo podido sólo volar una vez, pero aún así nos fuimos satisfechos al haber visto y conocido viejos y nuevos amigos y la experiencia de siempre de compartir unos vuelos juntos.