El Casar – Show

Tras mi victoria en el Campeonato de España de F3M y una conversacion con Jose Manuel, el presidente del club RC Aguilas de El Casar, quedé con él en asistir a uno de los eventos de los cuales he visto fotos y videos desde haceunos años, el gran festival aereo de El Casar, el cual sería además, mi primera exhibición a nivel naconal.

El Sábado por la tarde cuando lleguemos al idílico campo rápidamente montemos el avión con ganas de volar.  Conocí por primera vez al equipo de Cyber Hobbies y al estar montado la Pitts Challenger de Caldentei estaba anxioso por conocerlo tambien.

A medida que pasaba la tarde iban llegando cada vez mas pilotos, pero sabíamos que el plato fuerte sería el del día siguiente al ser el dia oficial de la exhibición.

Otra novedad para mi sería el dehacerun vuelo nocturno, había pedido a Jose Ríos de traerme unas luces para el shocky, y pudimos instalarseos en preparación al oscurecer.

Al estar en un campo totalmente aislado, al hacerse de noche realmente poco, por no decir nada.  Gran cantidad de piltoos habían traido pequeños aviones con luces químicas para así seguir disfrutando de los vuelos hasta la madrugada.

Como siempre ocurre cuando asiste “La Turma”, habían traido un maletero lleno de fuegos artificiales y toda clase de artilugios cuyo fin era iluminar o explotar.  Ya tarde y al no quedarme apenas lipos para el shocky, éstos decidieron gastar la mitad de su artillería en intentar derribarme el corchito.  Una autentica gozada ver el rcorchito esquivando los fuegos artificiales y misiles mientras iuminando el cielo con las luces quelehabía puesto.

La mañana del domingo en cueston de media hora los boxes estaban completamente ocupados por piltoos y sus avones haciendo colas.  Los vuelos pasaban pero el número de pilotos pendientes de vlar no parecía bajar, ya que era tanto el número de inscritos.

Las ganas mias no eran solo de volar, sino además de ver volar a algunos delos que sólo había leido u oido, como Caldentei o Juan Sánchez y tambien de tener la oportunidad de ver a varios modelos a turbina y ver por primera vez de cerca como funcionaban y el equipo que llevan.

Los vuelos de los grandes no me descepcionaron, volando con mucho humo y Juan demostrando todas las maniobras 3D que se pueden hacer con un avión

Mi turno era justo desues suya, y como soy facil de calentar, salir despues suya tal vezno fue del todo una buena idea.  El vuelo progresó perfectamente, pudiendo volar agusto con mi Katana de 2.60 volandolo bien bajito, pero en una de las pasadas en harrier debido al relenti y demasiado caudal de humo el motor se me vino abajo, junto con el avón.  Afortunadamente debida a la altura a la que estaba no se hizo nada mas que doblar un poco el tren.

No obstante pudimos seguir disfrutando de toda la mañana al poder ver tantos aviones de tantas clases distintas, cada uno con su vuelo y estilo.