F3M – El Casar

Llegaba el segundo campeonato de la temporada.  Habiéndome iniciado en la F3M en el campeonato anterior, el LAC 07, salimos con muchas ganas hacia El Casar para llegar la misma mañana del sábado cuando comenzaba el campeonato.

Debido al llegar al campo a eso de las 05.00 de la mañana, decidimos intentar dormir un rato en la furgoneta hasta que vinieran a abrir el campo y poder dar un vuelo de reconocimiento.

Ya abierto el campo de vuelo, nos encontremos con las fantásticas instalaciones que son Las Águilas de El Casar. En el hangar se podía ver que pilotos habían estado el día de antes entrenando, entre ellos los más destacados para mí los Caldito, quienes volarían por primera vez en la Internacional, el muy conocido de José Vicente Ferrando, el campeón del LAC 07 Jonathan Girabel, Ricardo Muñoz con su precioso Edge, el organizador del LAC Enrique Burgos y el conocido por todos organizador de la Copa Breitling, José Ramón Sarasa con su épico CAP de 3m.

Desafortunadamente, el tiempo no acompañaba.  Los vuelos comenzaron, pero a mediados de la primera manga de tablas conocidas se tuvo que detener los vuelos debido a la baja nube la cual causaba perder el avión de vista en prácticamente todas las maniobras verticales.

Tras varios intentos de reanudar el campeonato, debido a las bajas nubes se dieron por finalizados los vuelos del sábado con la esperanza de que el tiempo mejorase para el domingo.

El amanecer del Domingo desafortunadamente no trajo el cielo despejado que todos esperábamos y al llegar al campo era obvio que el día iba a traer más de lo mismo que el día anterior, por lo que a la decepción de todos, tanto pilotos, jueces y organización, se tuvo que anular el campeonato.  

Al haber terminado nada más que la primera conocida, tampoco se pudo proceder a la entrega de premios o poderse considerar el campeonato para el ranking del año ya que para esto es imprescindible haber volado al menos dos mangas.

Aun así, debido a las amistades ya creadas en el LAC y las nuevas formadas en El Casar con grandes pilotos como Chema Tierra y José Manuel, pasemos un agradable fin de semana, aunque más escaso de vuelos que hubiéramos querido.