Extreme Flight – Extra 300 – 2,23m

 

Este avión es el hermano mayor del Extra 300 del cual hice el artículo hace poco. Esta vez estamos ante la versión 2.23, motorizado con un DA50 .

Al recibirlo me llegó en 3 cajas! Una pequeña, que contenía el carenado, éste rodeado de corcho. Otro mayor que contenía las alas y el último y más grande, con el fuselaje, estabilizadores y accesorios, esta última caja va reforzada con contrachapado para evitar su daño en transporte, una buena idea considerando como vienen muchas cajas…

Lo más impactante al abrirlo son las dimensiones del modelo, aún estando acostumbrado a volar un 2.60 me pareció grande, especialmente la cabina y fuselaje en general.

Además viene con una bolsa para las alas, otra bolsa para la profundidad, y otra para proteger la cabina del sol. Las bolsas son de muy alta calidad, van divididas en 3 compartimentos, una para cada ala y otro fino al cual insertaremos la bayoneta, así no se nos olvida!

El montaje, aun tratándose de un avión de mayores dimensiones, la construcción es prácticamente idéntica a la de la versión de 58”.

Las alas y profundidades llevan un servo cada uno, las profundidades llevan el servo metido dentro y solo sobresale el brazo del servo, en un estilo a los aviones de composite. Los servos que monté son digitales de 13Kg de Hitec. Nuevamente apreciamos bisagras de Robart, escuadras dobles de fibra, rótulas de 3mm, varillas de titanio al estilo de los de Hangar- 9 y las dos bayonetas de carbono.

La dirección lleva los mismos accesorios, pero con el servo montado en el fuselaje con el típico sistema pull-pull. El tren de cola de carbono gordo y la rueda dirigida por una varilla que va conectada mediante una rotula al inferior de la dirección.

El tren delantero es de aluminio pintado de blanco, que ha sido aligerado en la zona central, el cual no recibe impacto al aterrizar. Al igual que todos los aviones de la marca, para atornillar el tren debes taladrar la “viga” de aluminio que va desde donde sujetamos el tren hasta el parallamas, distribuyendo así la carga de los aterrizajes y aporrozajes! En este Extra el tren va insertado unos 5cm dentro del fuselaje, y a la vez que atornillamos el tren le atornillamos la pieza que viene con el kit para tapar el hueco, todo cubierto con oracover al igual que el fuselaje.

Viene con los carenados de las ruedas en fibra ya pintados de blanco, los cuales podremos fijar de nuestro método favorito. Aquí nos encontramos con una desventaja del kit, y es que viene sin ruedas y sin ejes.

El motor elegido fue el DA 50 con escape tipo pitts de Slimline. Debido a que el avión viene prácticamente diseñado para este motor, usando los separadores que vienen de fábrica con el motor nos da la medida exacta para poder poner el carenado sin tener que separar más el motor. El escape pitts tiene una instalación muy sencilla y sin mayor dificultad. Un punto a destacar es el túnel pre-instalado en el fuselaje para poderle poner tubarro tan solo cortando el oracover de la panza del fuselaje. Yo he aprovechado este túnel y lo he usado como salida de aire para así evitar cortar en absoluto el carenado, sólo fue necesario el corte cuadrado para la cabeza del cilindro, me ha funcionado de maravilla y permite enfriar más que suficientemente el motor incluso en vuelos de prolongadas maniobras 3d.

Instalamos el depósito, yo opté por uno de ½ litro, el cual me da una autonomía de unos 10 minutos y aterrizar con medio algo menos de medio depósito restante. Fijamos la centralita de motor, batería y conectamos todos los cables y manguitos.

Debido al amplio espacio en el fuselaje permite instalar a tu gusto el receptor y batería prácticamente donde quieras siempre teniendo en cuenta el centro de gravedad. 

La cabina es una autentica delicia, con su piloto y panel de control detallado y tridimensional le da un acabado muy bonito al avión. Es un poco complicado meter todo el piloto y los controles dentro de la cabina para poderlos fijar, pero un trabajo cuidadoso aquí realmente merece la pena. Para los que no le gusta, pueden dejar la cabina sin suelo y así pudiendo ver la estructura, o bien pintarlo por dentro de negro. 

PRUEBA EN VUELO

 

Terminado el avión no quedaban ya escusas para no volarlo. Lo echamos al coche y al campo, donde le hicimos un depósito de rodaje antes de su vuelo, aprovechando este tiempo para hacer todas las pruebas de alcance y de recorridos de mando.

Ya con la cabina puesta y el depósito lleno poco a poco avanzamos la palanca de gases y en muy poco espacio despega de forma muy controlada. Unas vueltas de trimado y llega el momento de empezar a comprobar mandos e incidencias. Las incidencias estaban en su sitio, cosa a esperar al usar el motor recomendado del fabricante, y tras unos pequeños ajustes de mandos y de exponenciales el avión estaba volando recto como una vela.

Destacar la ausencia de necesidad de mezcla para el cuchillo o al menos si lo hubiera yo personalmente no lo noto. Los toneles y rizos los hace sin problema, los rápidos son un encanto hacerlos ya que para cuando tú paras. Las caídas de alas también son muy bonitas con este avión ya que al llegar arriba y quitar motor con una ligera deflexión de dirección cae hacia el lado que quieras y las barrenas de toda clase los hace muy bien, los planos invertidos, si te pasas con profundidad puede llegar a dar una vuelta o dos subiendo antes de salirse, los positivos no los aplana tanto pero son aceptables, y las barrenas a cuchillo salen con un puntito de motor. 

En cuanto a las maniobras 3D es lo que de verdad resalta en el avión. Los harrier los hace sin menear las alas, incluso en el harrier positivo no hay prácticamente correcciones, cosa muy raro en cualquier avión en esta maniobra, y con profundidad a tope en cualquier dirección puedes bajar casi en la vertical hasta la altura que quieras sin dificultad. 

 

Los toneles harrier los hace como es de esperar y si eres capaz de mantenerle el ritmo los puedes hacer muy velozmente además. Y como no, el estacionario, el torque roll, como ya os podréis imaginar, con los portones de mando que lleva y su poco peso lo hace sin dificultad ninguna con muy pequeñas correcciones para mantenerlo en la vertical. Aunque a mí casi lo que más me gusta es la entrada en la maniobra, desde vuelo nivelado y con muy poco motor, un palancazo de profundidad y se mete en la maniobra sin ganar altura, impresionante!

 

CONCLUSIÓN:

Mi intención para este avión fue usarlo para practicar tablas F3M, cosa que hace muy bien. Traza muy bien aunque se ve un poco afectado por viento más que los 2.60 pero eso es algo a esperar por la diferencia de peso, pero me cuesta hacer tablas porque me encuentro siempre haciendo 3D!! De momento no he encontrado una maniobra que no le guste o en la que rechiste, ahora solo me queda dejar de hacer 3D y practicar!

VIDEOS:

Martin Pickering Extra 300 en Linares from Martin Pickering on Vimeo.

Martin Pickering Extra 88″ Extreme Flight en Valencia from Martin Pickering on Vimeo.

 

Desafortunadamente, este Extra tuvo un golpe haciendo un vuelo de exhibción en la F3M de Asturias:

Siniestro y reparación